Conoce la última tendencia en reducción de desechos: el reciclaje avanzado de plásticos

Reciclaje avanzado de plásticos

En la lucha constante por un planeta más limpio, el reciclaje se ha convertido en un pilar fundamental de la gestión de residuos. Es por eso que las técnicas para volver a incorporar recursos ya utilizados a la cadena productiva, cada vez se perfeccionan más. Un ejemplo de esto es el reciclaje químico de plásticos.

Se trata de una de las tendencias en gestión de residuos que va más allá de la fundición del plástico para crear nuevos productos. En este post explicamos este tema.

¿Qué es el reciclaje químico de plásticos?

Se trata de una serie de técnicas para conseguir la descomposición molecular del plástico en monómeros y otros compuestos químicos básicos, con el fin de obtener materias primas con un alto nivel de pureza que se pueden utilizar para fabricar nuevos productos de buena calidad. 

A diferencia del reciclaje mecánico, donde el plástico se funde y remodela, el reciclaje químico representa una forma innovadora de reutilizar los residuos, debido a que permite ir al punto inicial en el estado de los recursos, para volver a integrarlos a la cadena productiva, como si no hubieran sido usados. 

¿Por qué representa un reciclaje avanzado?

Gestionar los residuos plásticos mediante procesos químicos tiene una serie de ventajas que revisaremos a continuación: 

  • Posibilidad de reciclar una mayor variedad de plásticos: Mientras que algunos plásticos son difíciles de reciclar mediante procesos convencionales, el reciclaje químico puede descomponer incluso plásticos complejos, como los envases multicapa, lo que amplía la capacidad de reciclaje. 
  • Calidad del producto final: Como vimos, estos procesos permiten recuperar materia prima pura, por lo que los productos fabricados con estos materiales son comparables, e incluso superiores, a los productos fabricados con plástico virgen y pueden tener mayor variedad de usos.
  • Menor dependencia de recursos naturales: Al reciclar químicamente el plástico, se reduce la necesidad de depender exclusivamente de recursos naturales para obtener nuevas materias primas. Esto disminuye la presión sobre el medio ambiente y contribuye a la preservación de recursos finitos.
  • Reducción de residuos plásticos no reciclables: Materiales como los plásticos termoestables, que son difíciles de reciclar de manera convencional, encuentran una solución en este método innovador, lo que reduce la cantidad de desechos en vertederos.

¿Cómo se lleva a cabo este proceso?

Entender cómo funciona el reciclaje químico es esencial para saber las posibilidades que tenemos para contribuir. El proceso consta de varias etapas, que explicaremos de forma sencilla a continuación:

  1. Recolección y separación: Al igual que en los métodos tradicionales, el primer paso implica la recolección y separación de los residuos para recuperar la mayor cantidad de plásticos. Sin embargo, a diferencia del reciclaje mecánico, en este caso, no es necesario clasificar los plásticos según su tipo.
  2. Acopio y trituración: El plástico es llevado a una planta de reciclaje químico, donde cuentan con el equipo necesario para procesarlo, ahí es triturado.
  3. Descomposición molecular: Los plásticos se someten a procesos químicos que descomponen sus moléculas. De los polímeros se obtienen monómeros, que son los componentes iniciales del plástico.
  4. Nuevo proceso de polimerización: Los elementos más básicos de los plásticos son procesados una vez más para obtener nuevos materiales, listos para su utilización como materia prima. 
  5. Fabricación de nuevos productos: Finalmente, el proceso vuelve al punto inicial con los materiales obtenidos para fabricar nuevos productos plásticos, desde envases hasta componentes industriales.

URL Imagen: Innovaciones-reciclaje-plastico.jpg

Beneficios ambientales del reciclaje químico

Además de su avanzada tecnología, el reciclaje químico ofrece una serie de beneficios ambientales significativos que lo convierten en una opción real que contribuye a conseguir acciones de impacto real a favor de la conservación del planeta. 

Algunos de estos son: 

  • Reducción de emisiones de carbono: Al recuperar recursos en residuos reciclados en lugar de materia prima virgen, se reduce la demanda de petróleo crudo, lo que a su vez disminuye las emisiones de carbono asociadas con la extracción y procesamiento de petróleo.
  • Menos residuos en vertederos: Al abordar plásticos no reciclables mediante el reciclaje químico, se reduce significativamente la cantidad de residuos que terminan en los vertederos. Esto contribuye a la reducción de la contaminación ambiental y la preservación de los espacios naturales.
  • Preservación de la vida marina: La reducción del plástico en los océanos es un beneficio directo del reciclaje químico. Al abordar plásticos difíciles de reciclar, que a menudo terminan en entornos acuáticos, se contribuye a la preservación de la vida marina.

¿Cómo sumarse a la nueva tendencia en reciclaje de plásticos?

Si bien las plantas de reciclaje químico aún no son tan comunes en México como las de reciclaje mecánico, tomar acciones responsables sobre la separación correcta de los residuos ya es una forma de contribuir a una gestión eficiente del plástico, mediante cualquier método de reciclaje.

En ese sentido, acciones como la implementación de programas de clasificación de residuos, la instalación de contenedores de calidad para la correcta separación y todas las campañas relacionadas con la gestión responsable preparan el camino para las nuevas tendencias de reciclaje.

Dentro de estas acciones, sin duda el uso de contenedores correctos para la preservación de materiales reciclables, juega un papel determinante para conseguir el objetivo final, ya que están diseñados con especificaciones correctas para evitar la contaminación de los residuos.

Conclusión

Dentro de las últimas tendencias en gestión de desechos, el reciclaje químico de plásticos significa una alternativa contra la contaminación plástica, debido a que amplía las posibilidades de materiales que pueden ser reaprovechados y que quedaban fuera del reciclaje mecánico de plásticos. 

Las prácticas de gestión responsable de residuos, la separación por tipo de desecho para evitar la contaminación cruzada, ya son una forma de contribuir y preparar el terreno para incorporar estas nuevas tendencias que permitan conseguir un impacto real en la conservación del ambiente, mediante una menor extracción de residuos. 

Recuerda que en Econtenedores contamos con una amplia variedad de productos para que puedas implementar programas efectivos de gestión responsable de residuos en escuelas, edificios, municipios, plantas industriales y cualquier otro entorno. 

Team redacción Econtenedores

Team redacción Econtenedores

También te puede interesar...

SOLICITA TU COTIZACIÓN Y UN ASESOR TE ATENDERÁ

Contenedor de Basura 1100 litros TNT

Contenedor 4 ruedas

Soterrado

Papelera Urbana

Nuestro blog