6 claves para hacer una buena gestión de residuos según cada lugar

La gestión adecuada de los residuos sólidos es una responsabilidad social fundamental en las comunidades actuales. Si bien la idea general es separar de forma correcta y contribuir a reciclar la mayor cantidad de materiales, existen ciertas particularidades en cada lugar, de acuerdo con las normativas y legislaciones existentes.

Es por eso que en este post, vamos a profundizar en una serie de aspectos clave que podrían servirte como guía hacia el cumplimiento adecuado de una correcta gestión de residuos, de acuerdo con cada espacio, las actividades que se desarrollan y los servicios de recolección, entre otros factores. 

Te invitamos a seguir leyendo, porque vas a descubrir diversas estrategias que te ayudarán a cumplir en esa responsabilidad, mientras contribuyes a un entorno más limpio y ordenado.

Una estrategia para cada contexto y lugar

Como podemos observar, la gestión de residuos no es un enfoque único que sirve para todos los lugares. Cada ubicación tiene sus necesidades y desafíos. Los siguientes puntos a considerar te permitirán tener una visión más detallada para implementar una estrategia, según el tipo de lugar en el que te encuentres:

1. Investiga la normativa vigente en tu ciudad o municipio

Antes de tomar cualquier medida, es esencial que conozcas las regulaciones locales relacionadas con la gestión de residuos. Si bien existen lineamientos que aplican en todo el mundo, cada administración local realiza determinados ajustes, con el fin de hacer los reglamentos más óptimos para los habitantes. 

Los requisitos para cumplir con las legislaciones pueden variar de un lugar a otro, y la falta de conocimiento de las normas no excusa su incumplimiento. Te sugerimos investigar las leyes específicas que rigen en tu área y asegurarte de que la gestión que actualmente realizan en el lugar que administras cumple con los estándares establecidos.

2. Infórmate sobre procedimientos específicos, según el tipo de residuos

El tipo de residuos que se genera en cada lugar varía, de acuerdo con el tipo de actividades que en él se realizan. No es lo mismo un edificio habitacional que uno corporativo o una fábrica. Por ejemplo, en una escuela, es probable que predominen los residuos de papel y cartón, mientras que en una planta industrial, pueden ser más comunes los desechos químicos. 

Si bien, el conocimiento sobre el manejo de residuos en zonas habitacionales podría ser de conocimiento general, existen desechos que requieren un manejo especial, como es el caso de las plantas industriales o los hospitales. Cuando es así, la reglamentación a aplicar debe cumplirse de forma adecuada. 

Es por eso que esto también resulta clave: comprender las características únicas de tu entorno te ayudará a desarrollar estrategias específicas y efectivas.

Te invitamos a leer: Cómo contribuyen los contenedores de basura a la reducción de residuos.

URL Imagen: contenedores-apropiados-basura.jpg

3. Identifica el tipo de residuos que se generan y cómo se gestionan

Si bien este punto está muy relacionado con el anterior, se refiere a dedicar especial atención para identificar qué tipo de residuos se generan de forma particular. Si bien las tendencias son similares en las oficinas, pueden existir aquellos centros de trabajo paper less donde no necesariamente se deseche papel de forma habitual. Quizá los residuos son mayoritariamente envolturas o empaques de alimentos. 

Por otro lado, es importante identificar cuáles son los hábitos ya existentes en el espacio y si estos cumplen con la normativa vigente. Identificar las problemáticas existentes son el punto de partida para definir qué estrategia es la más apropiada al respecto. Es decir, priorizar los esfuerzos en buscar soluciones específicas para las deficiencias: separación, reducción o eliminación.

4. Alinea tu estrategia con el servicio de recolección en el lugar

El servicio de recolección de residuos con el que cuenta el edificio o la fábrica también son determinantes para una correcta gestión. Esto tiene que ver con los horarios y frecuencia con la que llegan; el tipo de residuos que se llevan. Si es público, es habitual que no reciban algunos tipos de desechos de manejo especial.

Cuando es así, es necesario buscar con plantas de reciclaje o centros de acopio para dar un destino adecuado a los materiales como sustancias químicas, residuos peligroso-infeccioso, incluso los de tipo voluminoso. Por ejemplo, cuando se trata de espacios donde se produce de forma usual basura electrónica, lo ideal es llevarlos a plantas donde puedan aprovechar sus componentes.

URL Imagen: Gestion-Basura-electronica.jpg

5. Utiliza contenedores y recipientes apropiados para los desechos

Con base en lo anterior, una vez que se consideren los factores mencionados, será determinante seleccionar los contenedores de basura más apropiados para almacenar los residuos de forma correcta. 

Esto implica, el resguardo de los mismos para que puedan ser reutilizados, en el caso de ser inorgánicos; evitar fugas y malos olores en caso de ser desechos orgánicos. Incluso, su capacidad, de acuerdo con la frecuencia del servicio de recolección. 

Por otro lado, según el tipo de residuos generados, el color y correcto etiquetado de los contenedores también es un factor importante para facilitar la separación y el reciclaje. 

Te sugerimos leer: Cómo elegir el tamaño adecuado de un contenedor de basura. 

6. Incluye un plan de educación y concientización

Instalar una estación de reciclaje, con contenedores apropiados, de acuerdo con las necesidades del espacio, conlleva también un programa de educación y concientización, como un pilar fundamental para la cooperación de la comunidad, ya sean habitantes, trabajadores o alumnos. 

Para el éxito de una adecuada estrategia de manejo de residuos, te sugerimos desarrollar una campaña de comunicación que informe a todas las personas sobre la importancia de la separación correcta de residuos y el uso eficiente de los contenedores. Quizá sea necesario un programa de incentivos para fomentar la participación activa de todos.

Conclusión

La gestión responsable de residuos no solo es una obligación legal, sino también una contribución valiosa a la preservación del medio ambiente. Confiamos en que las claves que te acabamos de compartir, te guiarán hacia la identificación de las necesidades específicas de tu área, para contribuir significativamente a un espacio más limpio y sostenible. 

Desde tu trinchera, a cargo de la gestión de residuos en algún espacio determinado, tienes el poder de marcar la diferencia y liderar el camino hacia acciones más efectivas y responsables. Recuerda que adoptar prácticas sostenibles es una inversión en el futuro de nuestro planeta y en la calidad de vida de las generaciones venideras.

econtenedores

econtenedores

También te puede interesar...

SOLICITA TU COTIZACIÓN Y UN ASESOR TE ATENDERÁ

Contenedor de Basura 1100 litros TNT

Contenedor 4 ruedas

Soterrado

Papelera Urbana

Nuestro blog